Había pedido a los Reyes que le devolvieran a su papá. En la carta que Juanito había escrito un par de semanas atrás lo había dejado bien claro. No deseaba nada más. Pero justo el día que pensaba entregar la carta a los pajes reales, Antoñito le reveló que los Reyes son los padres.
—Pues mi madre odiaba a mi padre, imposible que me lo traiga de vuelta —le respondió Juanito haciendo trizas la carta–. Y si no tienes padres, ¿quiénes son tus Reyes?
—No sé, supongo que los abuelos —dijo Antoñito con la boca llena de Tigretón.
—Excelente —respondió mientras pensaba en las escaleras de casa de su madre.

Please follow and like us:
error