Mes: enero 2020

Infidelidad musical

Los zapatos vacíos, la gente que habla sola, y que descubriesen su secreto eran las tres cosas que daban pánico a Toni, un joven con aspecto de cantante de Iron Maiden. Al salir disparado de su coche tras un accidente, quedó tirado a unos metros con las piernas destrozadas. Carlos, el primer bombero que llegó, lo encontró arrastrándose hacia el coche, a punto de entrar en coma.
— Te lo suplico, apaga la radio y no digas nada.
Carlos le hizo caso. Justo antes de apagar la radio pudo escuchar a Chayanne cantando «Torero». Toni sabía que su gente no entendería tal infidelidad musical.

Please follow and like us:
error

Cuento arruinado

Le obligaron a sentarse en el sofá, junto a sus zapatos. Temblaba.

—¿Se puede saber qué hacen aquí los dos zapatos? —le gritó Charles agitando los papeles que sujetaba en la mano—. ¿No estaban claras las instrucciones acaso?

—Puedo volver y dejar uno en las escaleras si eso lo soluciona.

—¡No, no y no! ¿No ves que son ya más de las doce?

—Lo siento. De veras.

—Vaya peste a Jagermeister echas. Tu alcoholismo acaba de arruinar la infancia de millones de niños del futuro. Fuera, que pasen los siguientes.

Salió llorando de la sala mientras se cruzaba con una abuela, una niña vestida de rojo y un lobo amaestrado.

Please follow and like us:
error

Los Reyes son los abuelos

Había pedido a los Reyes que le devolvieran a su papá. En la carta que Juanito había escrito un par de semanas atrás lo había dejado bien claro. No deseaba nada más. Pero justo el día que pensaba entregar la carta a los pajes reales, Antoñito le reveló que los Reyes son los padres.
—Pues mi madre odiaba a mi padre, imposible que me lo traiga de vuelta —le respondió Juanito haciendo trizas la carta–. Y si no tienes padres, ¿quiénes son tus Reyes?
—No sé, supongo que los abuelos —dijo Antoñito con la boca llena de Tigretón.
—Excelente —respondió mientras pensaba en las escaleras de casa de su madre.

Please follow and like us:
error
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter